Una siesta en la biblioteca ¿se puede?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una siesta en la biblioteca ¿se puede?

Mensaje  Sirius Black el Dom Abr 26, 2009 1:47 am

Era extraño que yo estuviera en una biblioteca, pero así era me encontraba encerrado en aquel lugar, ¡Que horror! Pero no me quedaba otro remedio que ponerme a estudiar, ya que la profesora McGonegall me había regañado por jamás prestar atención a ninguna clase, pero ¡Vamos! Seamos sinceros ¿Qué tenía de divertido? ¡Nada!. Como sea, tenía en mi mano un ejemplar de encantamientos y hechizos, quizá encontrará alguno que valiera la pena para molesta a alguien muy especial...bueno tampoco había que hacerle demasiada publicidad a alguien que no se lo merecía ¿no?. Me dirigí a una de las mesas mas apartadas, allí se encontraba una de las niñas de Hufflepuff que siempre me hacia ojitos, a veces con James creíamos que aquella tenía un problema serio con sus ojos, algo extrañadamente raro, quizá debería ir a ver a la enfermera, que por cierto era muy buena con el trabajo que hacia. Siempre había que darle créditos. Me senté en la silla y deje descansar el libro sobre aquella mesa de madera, ¿Por qué tenía que estudiar? Podía ser cualquier cosa, tenía pensando vivir para siempre como un perro y de esa manera no tendría que volver al colegio, los podía ver a mis amigos en la casa de los gritos y no sé...bueno no, no era una buena idea. ¡Que mal! Además las pulgas de seguro que no eran para nada agradable, tenía que preguntarle después a Quijicus como se sentía. Abrí el libro en la primera página y no pude evitar un bostezo sonoro, no había empezado a leer que ya me parecía sumamente aburrido. No haría nada mal que me durmiera una siesta allí mismo. Me encogí de hombros y me tire encima de las páginas para dejar descansar todo mi cuerpo sobre la página abierta. Cerré los ojos y sonreí, el silencio a veces era bueno, sobre todo si uno quería dormir una buena siesta.
avatar
Sirius Black
Gryffindor: 6to año
Gryffindor: 6to año

Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 25/04/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una siesta en la biblioteca ¿se puede?

Mensaje  Lily Evans el Dom Abr 26, 2009 4:53 am

La pelirroja paseaba por la biblioteca, llevaba las manos detrás de su espalda entrelazadas, mirando cada uno de los estantes, quería llevarse todos esos libros a su casa y leerlos millones de veces, era tan emocionante para ella formar parte de aquella institución que era la mejor del mundo entero. Aunque sabía que existían otros colegios del mismo nivel que Hogwarts. Se paro en seco en la sección de Herbología, tenía que realizar una tarea que la profesora Sprut les había mandado. Ella ya lo sabía pero aún así tenía que ponerse a estudiar. Podría haberlo hecho en la sala común de su casa, pero a veces era mejor estar en un lugar poco habitable y mucho más tranquilo ¿Qué mejor que aquel lugar gigante y lleno de libros?.

Tomo aire para aspirar aquel aroma, le encantaba el olor a libros viejos, si pudiera elegir se quedaría a vivir allí. Amaba todo lo que era relacionado con la magia, aunque se sentía un poco humillada y hasta despreciada por su hermana, que la había llamado monstruo el primer año. Por más que había llevado años acercarse a Petunia para arreglar las cosas, ella se escapaba y la alejaba con palabras que le dolían. Bajo la cabeza y tomo aire, tenía que contener un poco las lágrimas que estaban empezando poco a poco a acumularse en sus ojos. No quería parecer una niña llorona. levantó la mirada y tomo el libro que le era útil para comenzar la tarea.

Mientras iba caminado para sentarse en alguna mesa, noto que alguien conocido bostezaba ruidosamente, frunció lentamente el ceño y apretó la mandíbula, era raro ver a Sirius Black solo en aquel lugar. Con paso firme se acerco a él y colocó con fuerza el libro sobre la mesa, para que este se despertará de un sobresalto.
-La biblioteca no es para dormir.
Le dijo con voz de pocos amigos, él y su amigo James la sacaban de quicio. Se acomodo la larga melena y se le quedo mirando.
-¿Dónde has dejado a tus amigos? O ¿Los tienes dentro de tus bolsillos?
Arqueó una ceja y se sentó frente a Sirius, sabía que él trataría de sacarla de quicio, y lo peor de todo era que lo lograba con facilidad.
avatar
Lily Evans
Prefecto Gryffindor
Prefecto Gryffindor

Cantidad de envíos : 40
Fecha de inscripción : 25/04/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una siesta en la biblioteca ¿se puede?

Mensaje  Sirius Black el Lun Abr 27, 2009 4:04 am

¡Ah Evans! Que raro que estuviera persiguiéndome como un delincuente, faltaba que llamará a los dementores y me llevaran a Azkaban. Me levanté y me la quede mirando, era bonita, aunque no era el estilo de niña que me gustaría para mi, era evidente que Quijicus sentía algún tipo de atracción para con ella, pero se notaba que Evans era lo bastante astuta como para no caer en las sucias manos de él.
-Ja! Bueno ya sé que la biblioteca no es para dormir, pero tenía sueño, es que soy un chico demasiado solicitado y además...no sé...¿Te molesta que duerma aquí?
Sabía cual sería su respuesta, siempre todo lo que yo hacía la irritaba era como si oliera en los lugares en donde yo estaba y me amonestará por realizar todas las travesuras que se me antojaba. Sonreí ante lo último dicho, si que podía ser cómica en algunos aspectos. Si bien Cornamenta y yo éramos como gemelos, muchas veces cada uno hacía lo que era necesario, además mi amigo siempre estaba en los entrenamientos de Quidditch, se acercaba el torneo y para el capitán era muy importante, ¡Que va!.
-No, esta vez lo deje en la otra túnica, me lo he olvidado, pero si quieres puedes ir a buscarlo ¿Qué me dices Evans?
Observe como la pelirroja se sentaba en la misma mesa que yo, una mueca apareció en mi rostro y coloque todo mi peso sobre el respaldo de la silla, tal parecía que algo me soportaba, a menos que tuviera todas las ganas de pelear, como sospechaba que era lo que estaba haciendo. Entrecerré mis ojos grises para verla mejor, no iba a dejar pasar una posibilidad ¡No señor!. Una sonrisilla apareció en mi rostro y me acomode mi cabello oscuro.
-Oye...y ¿Dónde has dejado a tu perrito faldero? Evans tendrías que dejar que el niño se proteja solo, no vas a estar atrás de él todo el tiempo o ¿si?.
No pude evitar carcajearme, note que algunos alumnos que estaban allí me miraron con cara de pocos amigos, pero me importaba demasiado poco como para andar preocupándome por algo que realmente no tenía sentido. Ya me estaba imaginando la cara de Lily al escuchar aquello, sabía que no me golpearía, pero que no reaccionaría para nada bien, hasta sospechaba que me regañaría y trataría de bajarme puntos o algo por el estilo.
-Ya...no digas nada, es realmente insoportable escucharte chillar como una Banshee. Te pareces en algo ¿Te lo han dicho?
Otra risa apareció de pronto, no podía con mi genio. Terminé de reírme y me acomode mejor en la silla para sentarme derecho y bien. Apoye mi codo sobre la mesa y deje descansar mi cabeza sobre mi palma, mientras la miraba con los ojos entornados.
-¿Te gusta Quijicus? Dime...me muero de ganas
Una mueca apareció en mi rostro y no pude evitar guiñarle un ojo.
avatar
Sirius Black
Gryffindor: 6to año
Gryffindor: 6to año

Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 25/04/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una siesta en la biblioteca ¿se puede?

Mensaje  Lily Evans el Miér Abr 29, 2009 11:48 pm

Sin poder evitarlo la pelirroja alzó una ceja mirándolo con ironía, si que aquel podía sacar a cualquiera de sus casillas, dejo escapar un suspiro y comenzó un control mental, o al menos lo intentaba, estaba dispuesta a que él hoy no la sacará de sus casillas. Negó con la cabeza y dirigió su mirada poco amigable a Sirius que tal parecía disfrutaba de aquello.
-Por supuesto que me molesta que duermas aquí, es una falta de respeto para todos los que están leyendo o haciendo su tarea allí.
Dijo con un tono poco amistoso, aunque era normal en Evans tratar de esa manera a el amigo de Potter, ambos siempre se complotaban para hacerle alguna maldad a Snape, si bien aquel tampoco era un santo, no tenían ellos por que tratar a las demás personas igual.

Entornó los ojos para mirarlo aún peor que la otra vez, “Está logrando sacarme de mis casillas, es mejor que me componga” dijo ella para sus adentros, no deseaba pegarle un grito en aquel momento, aunque se lo merecía por ser tan estúpido. Negó lentamente con la cabeza, no podía creer como aquel chico de 16 años podía comportarse de una manera tan estúpida.
-No, te lo agradezco, paso. Además creo que Potter no seguirá a otro que no fuera su amante.
Lily se percató de que aquello quizá le había dado el pie para decir tonterías como era de esperarse, a veces le gustaría poder hablar en serio con aquel sujeto que tal parecía ser un idiota de la raíz del pelo hasta el dedo gordo el pie. “No hay caso” se volvió a decir mientras rodeaba los ojos.

Cerró los ojos y largo un suspiro, sabía a quien se refería con el tema del “perrito faldero”. El algo Sirius tenía razón, pero no se lo daría como valido tampoco. El chico ya era mayor de edad y podía cuidarse solo, pero eran cuatro contra uno, aunque Severius se notará que sabía mucho de pociones y de artes oscuras, como también usar bien la varita mágica, a veces ellos lo buscaban cuando estaba mas vulnerable, era aquellos momentos que a Lily no le gustaban para nada.
-Ya se que puede cuidarse solo, pero ustedes son 4 contra uno y creo que eso es una desventaja, además ustedes siempre lo molestan cuando está distraído.
Se cruzó de brazos, sospechaba cual sería su respuesta, la misma que le daba a todos, a veces Lily creía que él era idiota por naturaleza y que jamás cambiaría, ni aunque lo intentará.


La pelirroja se quedo tan pasmada como si le hubieran lanzado un balde de agua bien helada. Frunció lentamente el ceño para no parecer tan sorprendida, aunque se le había notado a simple vista. No tenía por que contestar una cosa así. Nunca lo había visto a Snape de otra manera más que amigos. Negó con la cabeza.
-No sabía que ahora te dedicabas a ser Cupido.
No contesto, y tampoco lo haría.
avatar
Lily Evans
Prefecto Gryffindor
Prefecto Gryffindor

Cantidad de envíos : 40
Fecha de inscripción : 25/04/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una siesta en la biblioteca ¿se puede?

Mensaje  Sirius Black el Jue Mayo 07, 2009 5:30 am

No pude evitar alzar una ceja ¿De qué me estaba hablando? ¿Falta de respeto? ¿Para quién? Para ella, eso era lo más seguro, pero claro tenía que poner alguna excusa para regañarme, obviamente le contestaría con mi mejor tono sarcástico, aquello no se lo dejaría pasar ni en broma, además a Evans tal parecía tenía muchas ganas de discutir y yo no la iba a dejar con la gana, no era tan poco caballero, además un poco de disturbio no era para nada molesto ¿O si?
-Me parece que nada más a ti te afecto, por que si miras alrededor nadie se mosqueó.
Una sonrisa pícara y de triunfador apareció en mi rostro, quizá algún que otro curioso se había dado la vuelta para mirar pero nada más.

No puede evitar lanzar una carcajada que hizo un eco terrible en toda la biblioteca, ahí si que los alumnos que estaban por los estantes se dieron vuelta para mirar lo que realmente pasaba, note que un par realizaban una sonrisa, ya era habitual ver a Lily regañándome por algo que quizá no había hecho...aún.
-¿Amante? ¿Te refieres a ti? O ¿A su escoba? No entendí Evans, pensé que sabía que te engañaba con la escoba...¿Qué me dices al respecto?
Apoyé un codo sobre la mesa y deje descansar mi cabeza para mirarla mejor y así dejar prendida una sonrisa. Notaba que su mirada que se dirigía hacia mi, era de asesinato, sabía que próximamente me lanzaría algún hechizo o encantamiento, o usaría algo muggle como un sopapo que me dejaría la cara giratoria.
Abrí la boca para dejar entrever una sorpresa sumamente fingida, en algo tenía toda la razón, era mucho mas simple atacar a Snape cuando estaba distraído, además que era mucho mas divertido, nadie en el colegio lo soportaba demasiado, ni siquiera los de su casa, era realmente un ser despreciable, no podía comprender como aquella podía defenderlo tanto.
-No seas mentirosa Evans, nosotros no lo agarramos desprevenido, yo no tengo la culpa que se distraiga con facilidad.
Me encogí de hombros, era tan fácil hacer enojar a Evans como echar raíces a una poción que ya esta mal hecha desde el comienzo. Lancé una carcajada aún más fuerte que la anterior, la cara que Lily había puesto era tan cómica que se merecía esa risa y las que seguían. Se podía ver a simple vista que mi pregunta la había sorprendido bastante. Aquello me daba a entender que estaba en desventaja y que podía atacarla y dejarla en Jake mate.
-No lo soy, pero se nota que él muere por tus huesos y que tu...algo te pasa con él o ¿Me equivoco?
Deje descansar todo el peso en el respaldo de la silla, la conversación se estaba tornando sumamente divertida.
avatar
Sirius Black
Gryffindor: 6to año
Gryffindor: 6to año

Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 25/04/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una siesta en la biblioteca ¿se puede?

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.